Esto es para mayores de 18 años. Si no los tienes, no deberías mirar a través de la cerradura.
Si alguien siente vulnerado su copyright, no tiene más que comunicármelo y retiraré el texto, imagen o sonido en cuestión.

lunes, 5 de abril de 2010

Primaveral


Mi dulce musa Delicia
me trajo un ánfora griega
cincelada en alabastro,
de vino de Naxos llena;
y una hermosa copa de oro,
la base henchida de perlas,
para que bebiese el vino
que es propicio a los poetas.
En el ánfora está Diana,
real, orgullosa, esbelta,
con su desnudez divina
y en actitud cinegética.
Y en la copa luminosa
está Venus Citerea
tendida cerca de Adonis
que sus caricias desdeña.
No quiere el vino de Naxos
ni el ánfora de asas bellas,
ni la copa donde Cipria
al gallardo Adonis ruega.
Quiero beber del amor
sólo en tu boca bermeja.
¡Oh, amada mía! Es el dulce
tiempo de la primavera.

Texto: Primaveral (Fragmento) de Rubén Darío

4 comentarios:

enrique dijo...

Cómo me gusta la primavera!!
Sobre todo acompañada de los modernistas versos de Rubén Darío.

Tiempo de calores crecientes y ropa menguante...

Enric Pérez dijo...

Yo bebería sin dudar si la copa me la ofreciese la musa de la foto ;·)

Besos.

Carlos dijo...

Buen paseo por el Parnaso. yo bebería esa copa. sin duda

panterablanca dijo...

A mí me maravilla la primavera, con esa explosión vital que se produce. Y también porque es promesa de un cálido y mínimo (en cuanto a ropa se refiere) verano ;-)
Gracias a todos por vuestros comentarios.

Besos primaverales.