Esto es para mayores de 18 años. Si no los tienes, no deberías mirar a través de la cerradura.
Si alguien siente vulnerado su copyright, no tiene más que comunicármelo y retiraré el texto, imagen o sonido en cuestión.

sábado, 5 de junio de 2010

Gorrioncito




CARMEN

Gorrioncito, joya de mi pequeña,

con quien juega, al que resguarda en el seno,

al que suele dar la yema del dedo

y le incita desgarrados mordiscos:

cuando a mi deseo resplandeciente

le place tornarse alegre y aliviarse

de sus cuitas, para aplacar su ardor,

¡cuánto me gustaría, como hace ella,

jugar contigo y desterrar las penas

lejos de mi triste ánimo!

Me es tan grato como a la niña el fruto

doradito que soltó el ceñidor

que tanto tiempo permaneció atado.


Carmen de Cátulo

14 comentarios:

enrique dijo...

Si permaneció atado tanto tiempo, hora es de que vuele libre...

juan dijo...

qué bonito Panterablanca!, me encantaría acariciar ese gorrioncito y darle de comer..


Feliz lunes!

Carlos dijo...

Mmmmmmmmmmmmm, lindisimo juego...

jordi dijo...

En libertad no tardarán nada en comerselo.............

Está la jungla !

Alberto M dijo...

leo este al mismo tiempo que pienso si vainilla y si pimienta. Yo creo que este obedece a las flores pequeñitas esas que dejan un picor en la nariz que se pasa en seguida aunque siempre puede volver a suceder mientras por aquí andemos. En fin, sigo sin verme tan vainilla (parecen dos estatuas) y sigo sin verme tan pimienta (no me veo chupando un plástico tipo polla o polla con una máscara atada a mi cabeza -que bastante dura es, la cabeza-, aunque la moza sea muy divertida y buenorra). Yo me veo en este poema, Pantera, y, en la foto, en vez de un paisaje bello, pues una cocina llena de ristras de chorizo). Vamos... que me has dado que pensar.
Sigo tus otros blogs, aunque no se me ocurre nada majo que poner.
Un besote.

panterablanca dijo...

ENRIQUE: Ay, la libertad, ese bien tan preciado y tan escaso...

JUAN: Si haces eso, seguro que no se quejará, jajajajajaajaja!!!

CARLOS: Yo prefiero jugar en compañía, pero no está mal ;-)

JORDI:Ya te gustaría a ti, ya!, jijijijiji!!!

ALBERTO: Gracias por seguir mis otros blogs, a ver cuándo te sientes inspirado ;-)
Oye, no está mal lo de la cocina llena de ristras de chorizo. El sexo a veces da hambre, pero del de estómago también, y está bien tener algo a mano para picar. Además, una cocina puede ser la mar de afrodisíaca, si no acuérdate de "El cartero siempre llama dos veces".
En cuanto a lo de la pimienta, hombre, esta vez puse una foto de dominación femenina, porque de todo hay en la viña del Señor, pero también es pimienta coger una moza y que te chupe la polla mientras le azotas el trasero con tu cinturón, o bien atarla a la cama y taparle los ojos, ponerle pinzas en los pezones y luego follártela mientras tiras de las pinzas, por ejemplo. Eso también es pimienta. Bueno, es pimienta mientras ella esté de acuerdo, en caso contrario, más bien sería violación y tortura (hay que dejar las cosas claras, que siempre hay gente que las interpreta mal, y no lo digo por nadie en particular ;-))

Besos dulces para todos.

Enric Pérez dijo...

Me parece a mí que esa chiquilla no busca el gorrioncillo precisamente....

panterablanca dijo...

Yo creo que no lo busca, sino que ya lo ha encontrado, y lo que busca ahora es darle gustito. Aunque tu manera de interpretar el poema también es muy válido, así que nos quedamos sin saber exactamente a qué gorrioncito se refiere ;-)
Besos inocentes.

ATB dijo...

Ay Pantera!

Yo es que aquí me interrumpo del todo. Me entra una cosa por to mi cuerpo que me deja mudo de la palabra al uso. Y los otros registros del lenguaje aún no los domino yo bien en este entorno sofisticado y virtual.

Que me corto, vamos.

A ver si poco a poco y con ayuda...

Por ejemplo aqui no sé yo si comentar de pajaritos, así, en abstracto para no ofender sensibilidad alguna. O de lo otro...

Ese universo de sonidos, movimientos, olores, texturas y sabores inigualables para quien sabe apreciarlos.

Lo siento. Me he lanzao.

;-)

Un beso de taberna normal y corriente. Allí me vuelvo.

panterablanca dijo...

Pues lánzate más y no seas tímido, que te sienta bien :-)
No te preocupes, es difícil herir sensibilidad alguna por aquí. Ya estamos curados de espantos.
Te doy la bienvenida como comentarista del blog. Me he alegrado de verte, ha sido una gran sorpresa :-))
Besos tiernos.

jordi dijo...

No tardarán nada en comerselo;; al gorrioncito !! jeje.

y esa nena de la foto, que está haciendo ???
mmmhh?

panterablanca dijo...

No sé... yo creo que está meditando... o algo, jijijijijijiji!!!
Besos calentitos.

El callejón de los negros dijo...

Cuando se descubre que el placer está tan cerca y sin necesidad de GPS... sólo dejarse llevar por el instinto, a la distancia perfecta. Quisiera acariciar el brazo para recibir parte de los escalofrío de piel a piel... pero sin entorpecer tan personal labor...

Besos pantera...

Antonio

panterablanca dijo...

Pues yo casi que prefiero que me interrumpan, jajajajaja!!!
Besos sin interrupción.