Esto es para mayores de 18 años. Si no los tienes, no deberías mirar a través de la cerradura.
Si alguien siente vulnerado su copyright, no tiene más que comunicármelo y retiraré el texto, imagen o sonido en cuestión.

viernes, 10 de septiembre de 2010

Carta a una colegiala

Para leer esta carta baja hasta nuestro río.
Escucharás, de pronto, una cosecha de aire
pasar sollozando en la corriente.
Escucharás la desnudez unánime
del agua y el sonido.
Y el rumor del minuto más antiguo
formado con el átomo de un día.
Mas, de repente, escucharás, oh bella música femenina,
la catarata inmóvil del silencio.

Entonces, te hablaré desde las letras:
Era enero. Salimos del colegio.

Veo tu blusa de naranja ilesa.
Tus principiantes senos de azucena,
y siento que me duele la memoria.

Bella aprendiz de cartas y de melancolía,
con los ojos cerrados y las bocas unidas,
tomamos esa tarde una lección de idiomas
sobre el musgo que hablaba de la cartografía.

¿Cómo has pasado estas vacaciones?
¿Sientes alguna vez entre los labios
ese azúcar azul de la distancia?

Mañana son dos años, siete meses.
Te conocí con toda mi alma ausente;
sufría entonces, por la primavera,
un bellísimo mal que ya no tengo.

Recuerdo: producías con los labios
un delgado chasquido de violeta.
Pienso en la estatua de aire de tu olvido
mirándome de todas las esquinas,
mi colegiala mía, música femenina.

Tú, en el divino campo.
Yo, en la ciudad terrestre.
La calle pasa con su algarabía.
Un fraile. Unas mujeres de la vida…
Un niño con un cesto de hortalizas…
Un carro lento dividido en siglos…

Mañana entramos ya en el mes de junio.
Flotarán en su cielo de anchos aires
objetos de uso azul como las aguas;
y una lejana inquietud de rosas
habrá en el
horizonte de la tarde.
En este claro mes de agua plateada
te conocí. Entonces yo sufría
una
enfermedad de primavera,
un bellísimo mal que ya no tengo …

Texto: "Carta a una colegiala" de César Dávila Andrade


NOTA: Que conste que no pretendo hacer apología de la pederastia o pedofilia. Simplemente el poema me parece muy hermoso, y las fotos más bien me remiten a esa vieja fantasía de algunos hombres, a los que gustaría ver a sus amantes disfrazadas de colegialas. Quede claro MI RECHAZO ABSOLUTO A LA PEDERASTIA O PEDOFILIA.

10 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Mencantan las fotos y la poesía. Te hace rebobinar a tiempos en que la inocencia pícara hacía de todo una aventura... El corazón acelerado, desbocado y cualquier mirada de refilón, que no duraba más de 2 segundos, nos alegraba el día entero.

Muy bonito, Panther.

Un beso y buen finde

Lluís Bosch dijo...

Nos hemos vuelto tan miedosos que siempre tememos decir algo políticamente incorrecto. Imagíname a mi, trabajando de maestro en primaria, si debo llevar cuidado usando expresions que podrían tener sentidos dobles.
Es evidente que la pedofilia es una perversión dolorosa que crea víctimas, y no se entiende como un adulto puede querer sacar placer de una persona menor, que sólo se va a sentir manipulada y usada.
Sea como sea, el problema es abusar de los demás, pero también se debe poder hablar de ello sin miedo.
Estaría bien encontrar por aquí el comentario de algun cura de la "Legión de Cristo", a ver qué opina.

panterablanca dijo...

NOVICIA: Gracias :-) aunque bueno, a mí, las fotos no me parecen muy inocentes ;-)

LLUÍS: Pues fíjate, que colgué el post ayer sin la advertencia final, pero no me quedé muy tranquila, porque si bien no soy mucho de hacer y decir las cosas más políticamente correctas, este tema me parece tan serio, y hay tantas personas que tienden a interpretar las cosas de manera torticera, que pensé que mejor me curaba en salud, y dejaba clarita mi opinión respecto a la pederastia.
Desde luego que no se entiende que haya gente capaz de aprovecharse de la inocencia y debilidad de los niños para saciar sus bajos instintos. No sé cómo no se les parte el corazón al pensar en el daño que están haciendo. Un daño que más que probablemente va a durar toda la vida.

Besos inocentes para los dos.

El callejón de los negros dijo...

En la primera foto no se está quitando las bragas. Se las está poniendo.


Al menos yo lo veo / leo así.

Besos
Antonio

enrique dijo...

Me encantan las colegialas de más de 18 años...
Y si pueden ser de más de 40, fascinantes...

panterablanca dijo...

CALLEJÓN: Claro, porque es una chica muy decente, jijiijjijijiji!!!

ENRIQUE: Tú si que sabes, guapetón!

Besitos salvajes y feliz semana.

Dr.Mikel dijo...

Pues para hacer incapie en tu rechazo a la imagen de lolitas, has elegido las fotos más adecuadas al uso, jajaja.
Besos.

panterablanca dijo...

No rechazo la imagen de las lolitas, rechazo a los que se aprovechan de las lolitas y de niñas que ni siquiera lo son por edad, y por supuesto, también de niños.
Un besazo de niña mayor ;-)

Marta dijo...

mmm a mi me encantan las lolitas, en el sentido adulto del término, fantasear con esos uniformes, la seducción inocente de esa edad, los primeros roces, todo eso es excitante, sin tener por qué confundir con lo antinatural. Estoy contigo panterablanca.

panterablanca dijo...

Pues celebro que lo estés. Bienvenida al club. Regresa siempre que te apetezca :-))
Besos inocentes.