Esto es para mayores de 18 años. Si no los tienes, no deberías mirar a través de la cerradura.
Si alguien siente vulnerado su copyright, no tiene más que comunicármelo y retiraré el texto, imagen o sonido en cuestión.

jueves, 30 de diciembre de 2010

Y yo perdí


Tus diez infantes armados
se clavaron en mi retaguardia
colapsando toda posible huida
atrapando gemidos
capturando labios,
llevaste a todas mis huestes
a una prisión de piel
sujetos a barrotes de brazos y piernas
sin más alternativa que la de invadirte;
32 piezas acorazadas
castigaron mis flancos sin defensas
y el color rojo tiñó mi ser
perdiendo toda percepción de realidad.
En un campo de batalla
repleto de blancos y susurros
nos enfrentamos en desnuda pelea
distintas armas
desigual estrategia,
lo sé, recuerdo tu voz
un maltrecho colchón
yo deshecho en un mar de sábanas enredado
y tu con la sonrisa de quien se sabe vencedora.

sábado, 25 de diciembre de 2010

Tu pubis

 ¡¡¡FELICES Y CALENTITAS FIESTAS Y PRÓSPERO AÑO 2011!!!



Invitación a ver lo que no veo.
Desafío que ampara mis locuras.
Razón de mis atléticas posturas.
Todo origen si origen deseo.
Premura constipada que a Teseo
dirige nuevamente a las oscuras
entrañas del misterio. Voz que a duras
penas tiene una lengua. Mi recreo.
Si rincón, el preciso; el necesario,
si refugio. Verdad tan inocente
que no requiere sombra ni escenario.
Rastro -mujer de Lot- de tantas sales.
Antiguo silo de un afán reciente.
Levedad que se erige en mil finales.


Texto: "Tu pubis" de  Federico Hernández Aguilar

lunes, 20 de diciembre de 2010

Lo que deseo


Tu deseo infinito,
tu mirada ardiente,
tus manos acariciadoras,
tu morbo incitante,
tu piel inabarcable,
tu sombra brillante,
tus fantasías lujuriosas,
tu luz inquietante,
tus besos enloquecedores,
tus palabras calientes,
tu sexo erecto,
tu voz excitante,
tu boca voraz,
tu locura tierna,
tu ternura loca,
tu fuerza dominante,
tu pasión salvaje,
tus ganas desmesuradas...

TODO TÚ,

en dos palabras.


Assumpta Solsona Cabiscol (2008)

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Los latidos estallan en mis labios...



Los latidos estallan en mis labios
que ya apenas murmuran:
come, death, and wellcome!
Sobre el ansia desértica
de tu carne de agraz arboladura
la luna se desmaya
cubriendo de pudor
descuartizados miembros,
que en la sangre recogen
el aullido cortante,
los amorosos restos de mi cuerpo.

 Texto: "Los latidos estallan en mis labios..." de Clara Janés.


viernes, 10 de diciembre de 2010

Castigo para tu carne

Así, yo quisiera una noche,
Cuando la hora del placer llega,
Trepar sin ruido, como un cobarde,
A los tesoros que te adornan,
             

A fin de castigar tu carne,
De magullar tu seno absuelto
Y abrir a tu atónito flanco
Una larga y profunda herida.


Y, ¡vertiginosa dulzura!
A través de esos nuevos labios,
Más deslumbrantes y más bellos,
Mi veneno inocularte, hermana mía. 


Texto: "A la que es demasiado alegre" (fragmento) de Charles Baudelaire.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Desespero

 

Oh la boca mordida, oh los besados miembros,      
oh los hambrientos dientes, oh los cuerpos trenzados.

Oh la cópula loca de esperanza y esfuerzo      
en que nos anudamos y nos desesperamos.

Y la ternura, leve como el agua y la harina.      
Y la palabra apenas comenzada en los labios.

Ese fue mi destino y en él viajó mi anhelo,      
y en él cayó mi anhelo, todo en ti fue naufragio!

Texto: "Una canción desesperada" (fragmento) de Pablo Neruda